El Alcalde

DIGNAS AUTORIDADES PRESENTES, COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS, HERMANOS Y HERMANAS DEL DISTRITO DE ECHARATI.

La historia de nuestro distrito está marcada por una riqueza cultural, social y económica que data desde nuestros pueblos originarios como los machiguengas y otros grupos ´étnicos quienes habitaron y habitan estas tierras, luego el decurso de la historia nos señala una serie de hechos como la colonización de vastos espacios de este territorio por personan que llegaron de diversos lugares de nuestra patria, quienes con mucho coraje desarrollaron la agricultura acorde a las características de este gran y hermoso valle. La coca-hoja sagrada, el café, el cacao, el achiote, la yuca, entre otros se convierten no solo en el sustento alimenticio de los pobladores, sino en el sustento económico de las familias hasta la actualidad. El desarrollo de esta agricultura, también permitió el surgimiento de una sociedad trabajadora disciplinada, comprometida con su propio desarrollo. Como no recordar y rendir homenaje a los colonizadores del Alto Urubamba, quienes hace 70 años emprendieron el camino desde Cháhuares hasta Kiteni para conquistar nuevas tierras, todavía algunas tardes escuchamos en nuestros recuerdos el bocinazo de los ómnibus que compraron los socios de la cooperativa Alto Urubamaba, algunas mañanas sentimos el temblor de tierra cuando imaginamos el paso del tractor comprado por la Cooperativa Mateo Pumacahua para construir muchas de las carreteras que hoy unen numerosos pueblos. Aquellos hombres y mujeres, cuando emprendieron la conquista de nuestro distrito, no tenían la energía eléctrica, no había agua potable, las carreteras eran una ilusión, hablar de teléfono era casi una forma de fantasear en base a la nada, y asi con esas carencias, esas dificultades han hecho grande nuestra tierra, a ellos es necesario y justo tributar el homenaje que lo tienen bien merecido. Les decía que habían impuesto una filosofía de vida, un compromiso de trabajo que se ha visto plasmado en buena agricultura, en excelente producción; lamentablemente todo aquello se está desmoronando o perdiendo. Pensar que tenemos millones de soles que proviene del canon y sobre canon, algunos dirán que esos dineros no han servido para nada; es una media verdad, porque algo se ha hecho aunque no en correspondencia con la cantidad de dinero, también seamos honestos mucho nos hemos conformado con lo poquito que se ha logrado avanzar, la verdad duele decirlo pero nuestras autoridades y sus electores nos estamos yendo al barranco, al precipicio, estamos corriendo casi como una camión sin frenos y por culpa de quien es fácil buscar culpables y muchas veces resulta imposible aceptar que nos hemos equivocado. Entonces paisanos es necesario hacer una reflexión y asumir el compromiso de sacar del hoyo a nuestro querido distrito de Echarati. Los últimos quinces años, las administraciones municipales fueron salpicadas y muchas embarradas por la corrupción y yo personalmente no estoy dispuesto a repetir la historia, porque repetirla significa que no hemos aprendido nada, y estoy seguro que los señores regidores y los profesionales y trabajadores que me acompañaran están comprometidos con la inmensa causa de hacer una gestión transparente, responsable y eficiente. La eficiencia no pasa solo por proyectos bien elaborados, o por profesionales preparados y técnicos capacitados, pasa también por la buena fé por el compromiso de la población por exigir que todas las cosas se hagan bien, además impulsar y practicar la tarea de fiscalizar en el sentido de la ley. Aquello de quiero que hagas esto, o me hagas el favorcito ó si no me das te denuncio, debe ser desterrado del lenguaje de los dirigentes y líderes comunales Muchos dicen que hemos perdido la capacidad de arriesgar, la bondad de sacrificarnos por un mejor mañana, y entonces paisanos, coterráneos, huayqe panaycuna, es el momento de empezar a trabajar de verdad, a comprometernos todos. Echarati y su grandeza nos espera, es hora de trabajar para todos y con todos para mejorar las condiciones de vida de todos los echaratinos. Muchas gracias. ¡ kausachun EcharatI! ¡Kausachun La Convención! ¡Que viva el Perú!.

OSWALDO TORRES CRUZ

ALCALDE

Ir arriba